jueves, 8 de octubre de 2009

Salto largo

#1 · Operación "Salto Largo"
¡Porras de lo que se entera uno!, ahora pienso que de la segunda guerra mundial uno no sabe ni la mitad.
Acabo de leer una novela de intriga de la segunda guerra mundial, en la que se narra el intento de asesinato de Roosevelt y Churchill cuando estuvieron en El Cairo (Egipto) en 1943 conferenciando sobre el futuro desembarco de Normandía, la novela es ficción por supuesto, pero tiene una pequeña base real.
Los alemanes supieron de este conferencia y de otra que habría más tarde en Teherán (Irán), esta información se la facilitó a los alemanes un espía suyo cuyo nombre en clave era Cicerón, este se coló en la embajada británica en Turquía, y robó el documento de éstas futuras entrevistas.
Los alemanes vieron aquí una oportunidad de oro de eliminar a los cerebros del desembarco aliado en Francia, con esto, se podía ganar tiempo en espera de vencer a los rusos. El plan fue preparado por Heinrich Himmler, el líder de las SS y el general de las SS Waltar Schellenberg.
El plan se preparó entre el SD (el servicio de inteligencia de las SS) y la Abwehr (el servicio de inteligencia del ejército). Se envió un comando de agentes alemanes para espiar los movimientos aliados en El Cairo y la preparación de la entrevista aliada.
Cuando la operación estaba a punto de producirse, se envió dos aviones de transporte a El Cairo cargados de paracaidistas de élte de las SS, con la misión de asaltar el edificio donde se producuría la reunión y asesinar a los dos mandatarios.
La operación casi tubo éxito, pero en el último minuto se torcieron las cosas, un agente alemán capturado descubrió el plan, el equipo de radio oculto en una tumba, que era necesario para guiar el aterrizaje de los aviones fue destruido por los aliados.
Para colmo de males uno de los dos aviones que transportaba a los paracaidistas alemanes fe abatido por los aliados y el otro tubo que escapar a toda velocidad. El servicio secreto aliado inició una gran batida por El Cairo para atrapar a los agentes alemanes, y hasta que eso ocurrió, a Roosevelt se le traslado con urgencia a un lugar secreto.
En la novela también dice su autor que en Teherán los alemanes casi tubieron también éxito, pero que también en la última hora, la operación se fue al traste, no se si alguno de vosotros podeis aportar algo a esto.
Tras la guerra, el mismo Walter Schellenberg, en uno de los interrogatorios en los juicios de Nuremberg, en febrero de 1946 declaraba orgulloso estas palabras:
"Teníamos un plan increíble. Hubiera sumido a los aliados en un caos absoluto y sus intenciones de invadir Europa se habrían venido abajo. No puede usted imaginarse lo cerca que estuvo Alemania de ganar la guerra".
Para los curiosos, la novela se titula "Las arenas de Saqqara" y el autor es Glenn Meade

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada